Colegio Don Bosco Iquique

Martes, 15 Septiembre 2020

Evangelio miércoles 16 de septiembre 2020.

La Palabra dice

Lc. 7, 31-35 – “Se parecen a esos muchachos”

Dijo el Señor: “¿Con quién puedo comparar a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a esos muchachos que están sentados en la plaza y se dicen entre ellos: ¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¡Entonamos cantos fúnebres, y no lloraron! Porque llegó Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: '¡Tiene un demonio!' Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: '¡Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!' Pero la Sabiduría ha sido reconocida como justa por todos sus hijos”.

La Palabra me dice

Hay momentos en la vida en que parecería que nada nos viene bien. Siempre encontramos un pero, una queja. Jesús con cierta ironía nos invita a reflexionar sobre esa situación, y nos cuestiona la forma de posicionarnos frente a la vida como es.

La más de las veces, el que nada nos venga bien no tiene que ver con lo que pasa por fuera nuestro, sino en nuestro interior. Así, lo que aprobamos o desaprobamos de los demás es algo que aprobamos o desaprobamos en nosotros mismos. Y terminamos por no comprometernos con nada.

Por ello, conectarnos con nuestra interioridad y en ella con la presencia del Dios de la vida que nos habita nos permite pararnos frente a la realidad con una mirada positiva y descubrir la belleza escondida que sólo se reconoce gracias a la sabiduría.

Con corazón salesiano

En contrapartida a lo que narra el Evangelio, muchas fueron las personas que se sumaron al proyecto de Dios inspirados en Don Bosco. Durante su convalecencia en I Becchi, su pueblo natal, por una enfermedad durante el año 1845 (de agosto a noviembre), el teólogo Borel dirigió el Oratorio, con la ayuda de don Vola, don Cárpano, don Trivero y don Pacchiotti. 

Estos cinco sacerdotes reemplazaron a Don Bosco durante cuatro meses y cumplieron su programa de modo que no tardaron en ganarse la estima y el afecto de todos los muchachos. Tal  estima y afecto se lo ganaron, como en el caso del fundador, a costa de paciencia, aguante e incontables sacrificios. Ellos sí bailaron y lloraron.

A la Palabra, le digo

Ayúdame, Señor, a no ser como un niño caprichoso que nada le cae bien. Que mi vida de fe sea un testimonio de cómo el plan de Dios en el mundo sigue para adelante. Señor, dame la valentía  de arriesgar la vida por ti, el gozo desbordante de gastarme en tu servicio. Dame, Señor, alas para volar y pies para caminar al paso de los hombres.
 

Link canción: https://www.youtube.com/watch?v=0FDXaqWt2TI&list=PLlmgCEpSOqB0CX2qmp68sb-U42wOgnnDc&index=17

 

Fuente: donbosco.org/ar/youtube/google.

Visto 46 veces
1iquique_insignia.png

COLEGIO DON BOSCO IQUIQUE

ELEUTERIO RAMÍREZ 1617

IQUIQUE

572411450

Escríbenos

Buscar