Colegio Don Bosco Iquique

Viernes, 31 Julio 2020

Evangelio sábado 1 de agosto de 2020.

La Palabra dice

Mt. 14, 1-12 –  “Fueron a informar a Jesús”.

La fama de Jesús llegó a oídos del tetrarca Herodes, y él dijo a sus allegados: “Éste es Juan el Bautista; ha resucitado de entre los muertos, y por eso se manifiestan en él poderes milagrosos”.

Herodes, en efecto, había hecho arrestar, encadenar y encarcelar a Juan, a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, porque Juan le decía: “No te es lícito tenerla”. Herodes quería matarlo, pero tenía miedo del pueblo, que consideraba a Juan un profeta.

El día en que Herodes festejaba su cumpleaños, su hija, también llamada Herodías, bailó en público, y le agradó tanto a Herodes que prometió bajo juramento darle lo que pidiera.
Instigada por su madre, ella dijo: “Tráeme aquí sobre una bandeja la cabeza de Juan el Bautista”.

El rey se entristeció, pero a causa de su juramento y por los convidados, ordenó que se la dieran y mandó decapitar a Juan en la cárcel. Su cabeza fue llevada sobre una bandeja y entregada a la joven, y ésta la presentó a su madre. Los discípulos de Juan recogieron el cadáver, lo sepultaron y después fueron a informar a Jesús.

La Palabra me dice

Mateo narra en flashback o retrospectiva la muerte de Juan el Bautista. Parte de la redacción de Herodes ante la fama de Jesús, pensando, tal vez con “mala conciencia”, que es Juan el que ha resucitado, debido a sus “poderes milagrosos”.

Recordemos que hay un nexo profundo entre ambos: 

·         tanto uno como otro provienen de embarazos extraordinarios (Jesús de una Virgen, Juan de una mujer estéril).

·         Juan se llena de gozo ante la presencia de Jesús, en la visita de María a Isabel.

·         Juan anuncia a Jesús y lo bautiza en el Jordán.

·         Juan y Jesús comparten discípulos.

En el relato del texto de hoy: la prisión, el asesinato y la sepultura de Juan preanuncian la muerte violenta de Jesús. Y recordemos la mención a la resurrección al inicio del relato.

La escena de la muerte de Juan, en el banquete del cumpleaños del rey, está cargada de dramatismo y concluye de manera siniestra: se sirve en una bandeja la cabeza de un hombre decapitado. Es el manjar que ha pedido Herodías y el rey se lo concede.

Este hombre es un profeta que corre la suerte de muchos profetas, por denunciar la corrupción de los poderosos. Y el rey teme que haya resucitado por sus poderes.

En realidad, Juan el Bautista nunca obró milagros como Jesús. Pero su poder estaba en la fuerza de su palabra, que llamaba a todos a la conversión, incluyendo a Herodes. Por eso no vacilará tampoco en llamar “raza de víboras” a fariseos y saduceos, comensales en la mesa del rey. Y en esto también evoca a Jesús que los llamará “sepulcros blanqueados”.

La decisión, el coraje y la coherencia de ambos los llevará a la muerte. La sangre del Bautista, el último profeta, anuncia la sangre de Aquel por quien hemos sido salvados.

Hoy sigue habiendo cristianos que mantienen viva la conciencia profética de la Iglesia, denunciando y anunciando los valores del Reino y dand Mateo narra en flashback o retrospectiva la muerte de Juan el Bautista. Parte de la redacción de Herodes ante la fama de Jesús, pensando, tal vez con “mala conciencia”, que es Juan el que ha resucitado, debido a sus “poderes milagrosos”.

Recordemos que hay un nexo profundo entre ambos: 

·         tanto uno como otro provienen de embarazos extraordinarios (Jesús de una Virgen, Juan de una mujer estéril).

·         Juan se llena de gozo ante la presencia de Jesús, en la visita de María a Isabel.

·         Juan anuncia a Jesús y lo bautiza en el Jordán.

·         Juan y Jesús comparten discípulos.

En el relato del texto de hoy: la prisión, el asesinato y la sepultura de Juan preanuncian la muerte violenta de Jesús. Y recordemos la mención a la resurrección al inicio del relato.

La escena de la muerte de Juan, en el banquete del cumpleaños del rey, está cargada de dramatismo y concluye de manera siniestra: se sirve en una bandeja la cabeza de un hombre decapitado. Es el manjar que ha pedido Herodías y el rey se lo concede.

Este hombre es un profeta que corre la suerte de muchos profetas, por denunciar la corrupción de los poderosos. Y el rey teme que haya resucitado por sus poderes.

En realidad, Juan el Bautista nunca obró milagros como Jesús. Pero su poder estaba en la fuerza de su palabra, que llamaba a todos a la conversión, incluyendo a Herodes. Por eso no vacilará tampoco en llamar “raza de víboras” a fariseos y saduceos, comensales en la mesa del rey. Y en esto también evoca a Jesús que los llamará “sepulcros blanqueados”.

La decisión, el coraje y la coherencia de ambos los llevará a la muerte. La sangre del Bautista, el último profeta, anuncia la sangre de Aquel por quien hemos sido salvados.

Hoy sigue habiendo cristianos que mantienen viva la conciencia profética de la Iglesia, denunciando y anunciando los valores del Rei o la vida por ellos. Y nosotros, ¿en qué lugar estamos?

Con corazón salesiano

Don Bosco se caracterizó, entre otras cosas, por dar respuestas nuevas a los nuevos desafíos que planteaba la sociedad industrial. Desde este punto de vista, fue profético y muchas veces incomprendido dentro de la Iglesia. Los salesianos, en su historia, también debieron sufrir por ser fieles a la causa de la Buena Noticia, como los mártires de China. También el padre Rodolfo Lunkenbein murió el 15 de Julio de 1976, asesinado por apoyar la causa indígena por sus tierras, que eran pretendidas por terratenientes en Brasil, en 2018 se abrió su causa de martirio, junto al laico Simao Bororo.

El salesiano Carlos Felipe Ximenes Belo, obispo de Timor Oriental, recibió el premio Nobel de la Paz en 1996 por contribuir eficazmente a la independencia de su pueblo, después de lograr un acuerdo pacífico con Indonesia. 

Son sólo algunas muestras de la acción profética de los salesianos.

A la Palabra, le digo

Padre amado, te damos gracias por haber llamado a Juan el Bautista a preparar los caminos de tu Hijo. Te damos gracias porque su testimonio de profeta nos recuerda que, por nuestro bautismo, todos participamos de la acción profética de la Iglesia. Te damos gracias también por todos los hermanos de tantos pueblos que han dado o están dando la vida para anunciar los valores del Reino.

Link canción: https://www.youtube.com/watch?v=Z5TfKSaIGxg

Fuente: donbosco.arg/or/youtube/google.

Visto 52 veces
1iquique_insignia.png

COLEGIO DON BOSCO IQUIQUE

ELEUTERIO RAMÍREZ 1617

IQUIQUE

572411450

Escríbenos

Buscar